La ciencia de la nutrición

  •  Septiembre 28, 2020


Ya sea demasiado o muy poco, es innegable que comer altera nuestros cuerpos. No solo por dentro y por fuera, sino también en el medio. Estoy hablando de los cambios genéticos que las elecciones de tablas causan en nuestras células.

Todavía un nombre difícil en nuestra vida cotidiana, el campo de la nutrigenómica es el campo que estudia cómo los alimentos impactan nuestra genética, y cómo esta interacción está cambiando nuestra biología a nivel molecular, celular y sistémico. Esto se debe a que diferentes nutrientes, como vitaminas, flavonoides, polifenoles y algunos ácidos, afectan el cuerpo y cambian la forma en que funcionan las células.

Con este conocimiento, es posible relacionar la aparición de algunas enfermedades con los alimentos. La tarea de la nutrigenómica, entonces, es identificar los genes que, si se activan, podrían desencadenar los procesos que conducen al desarrollo de diversas enfermedades. Una vez hecho esto, será posible evitar o anular estos mecanismos con el simple acto de comer los alimentos cuya propiedad actúa directamente sobre el gen controlador.

Toma vitamina B9, por ejemplo. Presente en espinacas, espárragos y lentejas, es un nutriente importante para las mujeres durante el embarazo. Ayuda a prevenir la malformación del sistema nervioso del bebé al comienzo del embarazo. Pero el vínculo va más allá: la falta de B9 también afecta a los espermatozoides. Es decir, el padre y la madre deben calibrar la dieta para una mayor ingesta de esta vitamina, de modo que frente a su hijo no se desarrolle un problema.

Es la singularidad biológica que hace que las sustancias tengan efectos variables en cada persona. Este es el caso de las personas que siguen la misma dieta, lo que funciona bien para algunos, mientras que otros no pierden ni una libra. La nutrigenómica aún está lejos de ser utilizada para personalizar nuestra nutrición, considerando el ADN de cada persona. Hasta entonces, la información que ya compartimos vale la pena: consejos que inspiran y motivan la búsqueda de estado físico y salud.

El PROBLEMA Con la Ciencia de la Nutrición... (Lo Bueno, Lo Malo y lo FEO) (Septiembre 2020)


Recomendado